Tipos de galaxias

¿Como se clasifican las galaxias?

Algunas galaxias son similares a la Vía Láctea, pero otras son bastante diferentes.
Las galaxias son sistemas en expansión de polvo, gas, materia oscura, y en cualquier lugar de un millón a un billón de estrellas que se mantienen unidas por la gravedad.

Se cree que casi todas las grandes galaxias también contienen agujeros negros supermasivos en sus centros.

En nuestra propia galaxia, la Vía Láctea, el sol es sólo una de las 100 a 400 mil millones de estrellas que giran alrededor de Sagitario A*, un agujero negro supermasivo que contiene tanta masa como cuatro millones de soles.

Cuanto más profundamente miramos en el cosmos, más galaxias vemos. Un estudio del 2016 estimó que el universo observable contiene dos billones o dos millones de millones de galaxias. Algunos de esos sistemas distantes son similares a nuestra propia Vía Láctea, mientras que otros son bastante diferentes.

Tipos de galaxias

Antes del siglo XX, no sabíamos que existían otras galaxias además de la Vía Láctea; los astrónomos anteriores las habían clasificado como “nebulosas”, ya que parecían nubes difusas.

Pero en los años 20, el astrónomo Edwin Hubble mostró que la “nebulosa” de Andrómeda era una galaxia por derecho propio. Como está tan lejos de nosotros, le toma a la luz de Andrómeda más de 2,5 millones de años para cerrar la brecha.

A pesar de la inmensa distancia, Andrómeda es la galaxia grande más cercana a nuestra Vía Láctea, y es lo suficientemente brillante en el cielo nocturno como para ser visible a simple vista en el Hemisferio Norte.

En 1936, el Hubble debutó con una forma de clasificar las galaxias, agrupándolas en cuatro tipos principales: galaxias espirales, galaxias lenticulares, galaxias elípticas y galaxias irregulares.

Galaxias espirales

Más de dos tercios de todas las galaxias observadas son galaxias espirales. Una galaxia espiral tiene un disco plano giratorio con una protuberancia central rodeada de brazos espirales.

Ese movimiento giratorio, a velocidades de cientos de kilómetros por segundo, puede hacer que la materia del disco tome una forma espiral distintiva, como un molinete cósmico. Nuestra Vía Láctea, como otras galaxias espirales, tiene una barra estelar lineal en su centro.

Galaxias elípticas

Tienen la forma que su nombre sugiere, Generalmente son redondas pero pueden estirarse más a lo largo de un eje que a lo largo del otro, tanto que algunas adquieren una apariencia de cigarro.
Las galaxias más grandes conocidas del universo, las galaxias elípticas gigantes, pueden contener hasta un billón de estrellas y abarcan dos millones de años luz de diámetro. Las galaxias elípticas pequeñas, se las llama galaxias elípticas enanas.

Las galaxias elípticas se caracterizan por tener muchas estrellas antiguas, pero poco polvo y otra materia interestelar.
Sus estrellas se encuentran orbitando el centro de la galaxia, como las de los discos de las galaxias espirales, pero lo hacen en direcciones más aleatorias. Este tipo de galaxia es común en los cúmulos de galaxias.

Las galaxias lenticulares

El ejemplo típico de este tipo de galaxia es la icónica Galaxia Sombrero, se encuentran entre las galaxias elípticas y las espirales. Se llaman “lenticulares” porque se parecen a lentes.

Como las galaxias espirales, tienen un disco fino y giratorio de estrellas y una protuberancia central, pero no tienen brazos espirales.

Como las galaxias elípticas, tienen poco polvo y materia interestelar, y parecen formarse más a menudo en regiones densamente pobladas del espacio.

Galaxias irregulares

Las galaxias que no son espirales, lenticulares o elípticas se llaman galaxias irregulares.

Las galaxias irregulares, como las grandes y pequeñas nubes de Magallanes que flanquean nuestra Vía Láctea, parecen deformadas y carecen de una forma distintiva, a menudo porque están dentro de la influencia gravitatoria de otras galaxias cercanas.

Están llenas de gas y polvo, lo que las convierte en grandes viveros para la formación de nuevas estrellas.